Todo sobre la miel cruda: ¿En qué se diferencia de la miel normal?

La miel es un jarabe espeso y dulce hecho por las abejas.

Está cargada con compuestos de plantas saludables y se ha relacionado con varios beneficios para la salud.

Sin embargo, existe una controversia acerca de qué tipo de miel, cruda o regular, es la más saludable.

Algunas personas creen que la variedad cruda de la miel es mejor para una salud óptima, mientras que otras afirman que no hay diferencia entre las dos.

¿Qué es la Miel Cruda?

Compartir en Pinterest

La miel cruda se describe mejor como la miel “como existe en la colmena” (1).

Se fabrica extrayendo miel de los panales de miel de la colmena y vertiéndola sobre una malla o tela de nylon para separar la miel de impurezas como la cera de abeja y las abejas muertas (2).

Una vez colada, la miel cruda se embotella y se prepara para disfrutarla.

Por otro lado, la producción de miel regular implica varios pasos más antes de ser embotellada, como la pasteurización y la filtración (1).

La pasteurización es un proceso que destruye la levadura que se encuentra en la miel mediante la aplicación de altas temperaturas. Esto ayuda a prolongar la vida útil y hace que sea más suave (2).

Además, la filtración elimina aún más las impurezas como residuos y burbujas de aire para que la miel permanezca como un líquido transparente durante más tiempo. Esto es estéticamente atractivo para muchos consumidores (2).

Algunas mieles comerciales se procesan adicionalmente mediante ultrafiltración. Este proceso lo refina aún más para hacerlo más transparente y suave, pero también puede eliminar nutrientes beneficiosos como polen, enzimas y antioxidantes (2,3,4).

Además, algunos fabricantes pueden agregar azúcar o edulcorantes a la miel para reducir los costos.

RESUMEN La miel cruda se describe mejor como la miel “como existe en la colmena”. Se extrae de la colmena, se filtra y se vierte directamente en la botella, sin pasar por los métodos de procesamiento comercial.

¿Cuáles Son las Principales Diferencias Entre la Miel Cruda y Regular?

La miel cruda y la regular se procesan de manera muy diferente.

Esto puede llevar a una variedad de distinciones entre las dos, especialmente en calidad.

Aquí están las principales diferencias entre la miel cruda y la miel regular.

La Miel Cruda es Más Nutritiva

La miel cruda contiene una amplia variedad de nutrientes.

Tiene aproximadamente 22 aminoácidos, 31 minerales diferentes y una amplia gama de vitaminas y enzimas. Sin embargo, los nutrientes solo están presentes en cantidades mínimas (5 ,6,7).

Lo más impresionante de la miel cruda es que contiene casi 30 tipos de compuestos de plantas bioactivas. Estos se llaman polifenoles y actúan como antioxidantes (3,8,9).

Muchos estudios han relacionado estos antioxidantes con impresionantes beneficios para la salud, incluyendo la reducción de la inflamación y un menor riesgo de enfermedad cardíaca y ciertos tipos de cáncer ( 6,10,11).

Inversamente, las mieles comerciales pueden contener menos antioxidantes debido a los métodos de procesamiento.

Por ejemplo, un estudio comparó los antioxidantes en la miel cruda y la procesada de un mercado local. Encontraron que la miel cruda contenía hasta 4,3 veces más antioxidantes que la variedad procesada (3).

Curiosamente, un estudio no oficial realizado por la National Honey Board con sede en EE. UU. encontró que la miel mínimamente procesada contiene niveles de antioxidantes y minerales que son similares a los de la miel cruda.

Sin embargo, hay muy pocos estudios que comparen los dos tipos. Una mayor investigación en esta área puede ayudar a arrojar luz sobre el impacto del procesamiento en los antioxidantes en la miel.

La Mayoría de la Miel Regular no Contiene Polen

Las abejas viajan de flor en flor recolectando néctar y polen.

El néctar y el polen se devuelven a la colmena, donde se guardan en el panal y finalmente se convierten en una fuente de alimento para las abejas (12).

El polen de abeja es sorprendentemente nutritivo y contiene más de 250 sustancias, incluidas vitaminas, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, micronutrientes y antioxidantes (13).

De hecho, el Ministerio Federal de Salud de Alemania reconoce el polen de abeja como un medicamento (14).

El polen de abeja se ha relacionado con muchos beneficios para la salud impresionantes. Los estudios han encontrado que puede ayudar a combatir la inflamación y mejorar la función hepática. También tiene propiedades que pueden ayudar a combatir las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares (15).

Desafortunadamente, los métodos de procesamiento como el tratamiento térmico y la ultrafiltración pueden eliminar el polen de abeja (2).

Por ejemplo, un estudio no oficial analizó 60 muestras de marcas comerciales de miel en los Estados Unidos y descubrió que más del 75% de todas las muestras no contenían polen.

La Miel Regular Puede Contener Azúcares o Edulcorantes Ocultos

Aproximadamente 400 millones de libras de miel se consumen en los EE. UU. cada año (16).

Debido a que la miel es tan popular, es difícil satisfacer esta alta demanda solo de los proveedores locales. Por esta razón, aproximadamente el 70% de la miel que se consume en los EE. UU. es importada (17).

Sin embargo, existe una gran preocupación en todo el mundo por el hecho de que la miel normal esté contaminada con azúcar u otros edulcorantes como el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa (18,19,20).

RESUMEN La miel cruda y regular difieren principalmente en cómo se procesan. La miel cruda contiene polen, puede ser más nutritiva y no tiene azúcares ni edulcorantes agregados, y ambos pueden estar presentes en las mieles comerciales.

La Mayoría de los Beneficios Para la Salud se Atribuyen a la Miel Cruda

La miel se ha relacionado con impresionantes beneficios para la salud.

Los estudios han encontrado que puede ayudar a reducir los factores de riesgo para enfermedades cardíacas como la presión arterial y el colesterol, mejorar la curación de heridas e incluso tratar la tos (21,22,23).

Sin embargo, es probable que estos beneficios para la salud estén relacionados principalmente con la miel cruda, porque es más alta en antioxidantes y otros componentes beneficiosos.

Uno de estos componentes es una enzima llamada glucosa oxidasa. Esta enzima ayuda a producir moléculas que dan a la miel sus propiedades antimicrobianas y antibacterianas (24).

Desafortunadamente, esta enzima puede ser destruida por procesos como el calentamiento y el filtrado (2).

Además, no está del todo claro si las mieles mínimamente procesadas tienen niveles similares de antioxidantes como la miel cruda. Por ejemplo, un estudio no oficial concluyó que las mieles mínimamente procesadas tenían niveles similares de antioxidantes a la miel cruda, pero significativamente menos enzimas.

Si desea asegurarse de obtener todos los beneficios para la salud, debe elegir la miel cruda.

RESUMEN La mayoría de los beneficios para la salud de la miel pueden atribuirse a sus antioxidantes y enzimas. Debido a que las mieles comerciales se procesan, pueden tener niveles más bajos de antioxidantes.

La Miel Cruda No Es Igual Que La Orgánica

Las mieles crudas y orgánicas están sujetas a diferentes regulaciones en diferentes países.

La miel clasificada como cruda no puede ser pasteurizada o procesada.

Por el contrario, la miel orgánica simplemente debe provenir de una granja de abejas que cumpla con los estándares de ganadería orgánica del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) (25).

Esto significa que las abejas, las flores y la miel no pueden entrar en contacto con pesticidas, productos químicos y otros factores que van en contra de los criterios del USDA.

Sin embargo, no hay una regla específica que diga que no se puede pasteurizar o procesar. En los Estados Unidos, esto significa que la miel orgánica también puede ser pasteurizada y procesada.

RESUMEN La miel cruda y orgánica están sujetas a diferentes regulaciones en diferentes países. En EE. UU., no existe una regla que indique que la miel orgánica no se pueda calentar o procesar, lo que significa que puede no ser cruda.

Riesgos de Comer Miel Cruda

La miel cruda puede contener esporas de la bacteria Clostridium botulinum.

Esta bacteria es especialmente dañina para los bebés, los niños menores de un año y las mujeres embarazadas. Puede causar envenenamiento por botulismo, lo que resulta en parálisis potencialmente mortal (26,27).

Sin embargo, el botulismo es muy raro entre adultos sanos y niños mayores. A medida que el cuerpo envejece, el intestino se desarrolla lo suficiente para detener el crecimiento de las esporas botulínicas.

Dicho esto, si experimenta efectos secundarios como náuseas, vómitos y diarrea poco después de ingerir miel cruda, debe consultar a su médico inmediatamente.

Tenga en cuenta que la miel regular también puede contener esporas de Clostridium botulinum. Esto significa que los bebés, los niños menores de un año y las mujeres embarazadas también deben evitarlo.

RESUMEN Si bien la miel cruda es segura para adultos sanos, puede ser peligrosa para bebés y mujeres embarazadas. Puede contener esporas de la bacteria Clostridium botulinum, la cual puede crecer en el intestino de los bebés en desarrollo.

Cómo Escoger La Miel Más Saludable

Cuando se trata de elegir la miel más saludable, debe buscar una que sea cruda.

Las mieles crudas no están pasteurizadas y evitan la filtración, un proceso que puede reducir sus nutrientes.

Una gran variedad de miel cruda y sin filtrar está disponible en Amazon.

Si bien las mieles mínimamente procesadas no son malas, es difícil saber cuáles se procesan mínimamente sin realizar pruebas de antemano.

Si prefiere una miel mínimamente procesada debido a su textura, lo mejor es comprarla de un apicultor local, ya que es mucho menos probable que sea ultrafiltrada.

RESUMEN Cuando se trata de elegir la miel, lo mejor es escoger la cruda. Si bien no todas las mieles comerciales son malas, es difícil saber cuáles son saludables o insalubres sin hacer una prueba de antemano.

Conclusión

La miel cruda y la regular regular se procesan de maneras distintas.

La miel cruda solo se filtra antes de ser embotellada, lo que significa que retiene la mayoría de los nutrientes beneficiosos y los antioxidantes que contiene naturalmente.

Por el contrario, la miel regular puede someterse a una variedad de procesos, que pueden eliminar nutrientes beneficiosos como el polen y reducir su nivel de antioxidantes.

Cuando se trata de elegir una miel saludable, lo mejor es escoger la miel cruda para que sepa exactamente lo que está obteniendo.