Sales de Epsom: Beneficios, Usos, y Efectos Secundarios

Las sales de Epsom son un remedio popular para muchas dolencias.

La gente lo usa para aliviar problemas de salud, como dolor muscular y estrés. Además, es asequible, fácil de usar, e inofensivo cuando aplicado correctamente.

Este articulo ofrece un resumen exhaustivo sobre las sales de Epsom, sus beneficios, usos, y efectos secundarios.

¿Qué es la Sal de Epsom?

La sal de Epsom también es conocida como sulfato de magnesio. Es un compuesto químico compuesto de magnesio, azufre y oxígeno.

Recibe su nombre de la ciudad de Epsom en Surrey, Inglaterra, donde se descubrió originalmente.

A pesar de su nombre, la sal de Epsom es un compuesto completamente diferente a la sal de mesa. Probablemente se denominó “sal” debido a su estructura química.

Tiene una apariencia similar a la sal de mesa y a menudo se disuelve en agua de baño, por lo que también es conocido como “sales de baño”. Si bien se parece a la sal de mesa, su sabor es claramente diferente. La sal de Epsom es bastante amarga y desagradable.

Algunas personas todavía lo consumen disolviendo la sal en agua y bebiéndola. Sin embargo, debido a su sabor, es probable que no quiera agregarlo a los alimentos.

Durante cientos de años, esta sal se ha utilizado para tratar enfermedades como el estreñimiento, el insomnio y la fibromialgia. Desafortunadamente, sus efectos sobre estas condiciones no han sido bien investigados.

La mayoría de los beneficios declarados de las sales de Epsom se atribuyen a su magnesio, un mineral que muchas personastienen insuficiente.

Se puede encontrar la sal de Epsom online y en la mayoría de las farmacias y supermercados. Por lo general, se encuentra en el área de farmacia o cosmética.

RESUMEN La sal de Epsom — también conocida como sales de baño o sulfato de magnesio — es un compuesto mineral que se cree tiene muchos beneficios para la salud.

¿Cómo funciona?

Cuando la sal de Epsom se disuelve en agua, libera iones de magnesio y sulfato.

La idea es que estas partículas pueden ser absorbidas a través de su piel, proporcionándo magnesio y sulfatos — que cumplen importantes funciones corporales.

A pesar de las afirmaciones contrarias, no hay pruebas convincentes de que el cuerpo absorba el magnesio o los sulfatos a través de la piel. (1).

No obstante, el uso más común de la sal de Epsom es en baños, donde simplemente se disuelve en agua de baño.

Sin embargo, también se puede aplicar a la piel como un cosmético o por vía oral como un suplemento de magnesio o un laxante.

RESUMEN La sal de Epsom se disuelve en agua y, por lo tanto, puede agregarse a los baños y usarse como cosmético. Sin embargo, no hay evidencia de que el cuerpo pueda absorber sus minerales a través de la piel.

Beneficios de Salud y Usos

Muchas personas, incluidos algunos profesionales de la salud, afirman que la sal de Epsom es terapéutica y la utiliza como un tratamiento alternativo para varias condiciones de salud.

Aporta Magnesio

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano, siendo calcio el primero.

Está implicado en más de 325 reacciones bioquímicas que benefician al corazón y sistema nervioso.

Muchas personas no consumen suficiente magnesio. Incluso si lo hacen, factores como los fitatos y oxalatos en la dieta pueden interferir con la cantidad de absorción de su cuerpo (2).

Si bien el sulfato de magnesio tiene valor como suplemento de magnesio, algunas personas afirman que el magnesio puede absorberse mejor a través de los baños de sales de Epsom que cuando se toma por vía oral.

Esta afirmación no se basa en ninguna evidencia disponible.

Los defensores de la teoría apuntan a un estudio no publicado realizado con 19 personas sanas. Los investigadores afirmaron que todos menos tres de los participantes mostraron niveles más altos de magnesio en sangre después de sumergirse en un baño de sal de Epsom.

Sin embargo, no se realizaron pruebas estadísticas y el estudio careció de un grupo de control (3).

Como resultado, sus conclusiones eran infundadas y altamente cuestionables.

Los investigadores coinciden en que el magnesio no se absorbe a través de la piel de las personas — al menos no en cantidades científicamente relevantes (1).

Promueve el Sueño y la Reducción del Estrés

Niveles adecuados de magnesio son esenciales para el sueño y el control del estrés, probablemente porque el magnesio ayuda a su cerebro a producir neurotransmisores que inducen el sueño y reducen el estrés (4).

El magnesio también puede ayudar a su cuerpo a producir melatonina, una hormona que promueve el sueño (5).

Niveles bajos de magnesio pueden afectar negativamente la calidad del sueño y el estrés. Algunas personas afirman que tomar baños de sales de Epsom puede revertir estos problemas al permitir que su cuerpo absorba el magnesio a través de la piel.

Es más probable que los efectos calmantes de los baños de sal de Epsom se deban simplemente a la relajación causada por tomar baños calientes.

Ayuda con el Estreñimiento

El magnesio se utiliza a menudo para tratar el estreñimiento.

Parece ser útil porque atrae agua hacia el colon, lo que promueve los movimientos intestinales (6, 7).

Muy a menudo, el magnesio se toma por vía oral en forma de citrato de magnesio o hidróxido de magnesio para aliviar el estreñimiento.

Sin embargo, tomar sal de Epsom se dice que es efectivo también, aunque no está bien estudiado. Aun así, la FDA lo cataloga como un laxante aprobado.

Se puede tomar por vía oral con agua de acuerdo con las instrucciones del paquete.

Por lo general, se recomienda que los adultos tomen de 2 a 6 cucharaditas (10 a 30 gramos) de sal de Epsom cada vez, se disuelven en al menos 8 onzas (237 ml) de agua y se consuma de inmediato. Puede esperar el efecto laxante entre 30 minutos y 6 horas.

También debe saber que consumir sal de Epsom puede producir efectos secundarios desagradables, como hinchazón y heces líquidas (7).

Solo debe usarse ocasionalmente como laxante, no para el alivio a largo plazo.

Rendimiento de Ejercicio Físico y Recuperación

Algunas personas afirman que tomar baños de sal de Epsom puede reducir el dolor muscular y aliviar los calambres, ambos factores importantes para el rendimiento y la recuperación del ejercicio físico.

Es sabido que los niveles adecuados de magnesio son favorables para el ejercicio, ya que el magnesio ayuda al cuerpo a usar la glucosa y el ácido láctico (8).

Aunque relajarse en un baño caliente puede ayudar a calmar los músculos doloridos, no hay evidencia de que las personas absorban el magnesio del agua de baño a través de la piel (1).

Los atletas son propensos a niveles bajos de magnesio, por lo que los profesionales de la salud a menudo recomiendan que tomen suplementos de magnesio para garantizar niveles óptimos.

Si bien el magnesio es claramente importante para el ejercicio, el uso de sales de baño para mejorar la condición física no está bien investigado. En estos momentos, los supuestos beneficios son puramente anecdóticos.

Reduce Dolor e Hinchazón

Otra afirmación común es que la sal de Epsom ayuda a reducir el dolor y la hinchazón.

Muchas personas aseguran que tomar baños de sal de Epsom mejora los síntomas de la fibromialgia y la artritis.

Una vez más, el magnesio se considera responsable de estos efectos, ya que muchas personas con fibromialgia y artritis son deficientes en este mineral.

Un estudio llevado a cabo sobre 15 mujeres con fibromialgia concluyó que la aplicación de cloruro de magnesio en la piel puede ser beneficiosa para reducir los síntomas (9).

Sin embargo, este estudio se basó en cuestionarios y carecía de un grupo de control. Sus resultados deben tomarse con cierta reserva.

RESUMEN La mayoría de los supuestos beneficios de los baños con sales de Epsom son anecdóticos. Por otro lado, los suplementos orales de magnesio pueden beneficiar el sueño, el estrés, la digestión, el ejercicio y el dolor en las personas que tienen deficiencia.

Seguridad y Efectos Secundarios

Aunque la sal de Epsom es generalmente reconocida como segura, hay algunos efectos negativos que pueden ocurrir si es usada incorrectamente. Solamente hay motivo de preocupación cuando es tomada por vía oral.

En primer lugar, el sulfato de magnesio que contiene puede tener un efecto laxante. Su consumo puede provocar diarrea, hinchazón o malestar de estómago.

Si lo usa como laxante, asegúrese de beber mucha agua, ya que puede reducir las molestias digestivas. Además, nunca tome más de la dosis recomendada sin consultar primero a su médico.

Se han registrado algunos casos de sobredosis de magnesio, en los que las personas tomaron demasiada sal de Epsom. Los síntomas incluyen náuseas, dolor de cabeza, mareos y enrojecimiento de la piel (2, 10).

En casos extremos, la sobredosis de magnesio puede provocar problemas cardíacos, coma, parálisis y muerte. Esto es poco probable, siempre y cuando se tome en las cantidades adecuadas recomendadas por su médico o según las instrucciones del paquete (2, 10).

Póngase en contacto con su médico si experimenta signos de una reacción alérgica u otros efectos secundarios graves.

RESUMEN El sulfato de magnesio en la sal de Epsom puede producir efectos secundarios cuando es tomado por vía oral. Pueden ser prevenirlos usándose correctamente y hablando con su médico antes de aumentar la dosis.

Cómo Usarlo

Estas son algunas de las formas más comunes de usar sal de Epsom.

Baño

El uso más común es tomarse lo que se llama un baño de sales de Epsom.

Para hacer esto, agregue 2 tazas (aproximadamente 475 gramos) de sal de Epsom al agua en una bañera de tamaño estándar y remoje su cuerpo durante al menos 15 minutos.

También puede poner la sal de Epsom bajo el grifo mientras cae el agua si desea que se disuelva más rápidamente.

Si bien los baños de agua caliente pueden ser relajantes, actualmente no existen pruebas convincentes de los beneficios de un baño de sales de Epsom en sí mismo.

Belleza

La sal de Epsom se puede utilizar como un producto de belleza para la piel y el cabello. Para usarlo como exfoliante, simplemente coloque un poco en su mano, humedézcalo y masajéalo sobre la piel.

Algunas personas afirman que es un complemento útil para la limpieza facial, ya que puede ayudar a limpiar los poros.

Con sólo media cucharadita (2,5 gramos) dará resultado. Simplemente combínalo con tu propia crema limpiadora y masajea sobre la piel.

También se puede agregar al acondicionador y puede ayudar a dar volumen a su cabello. Para este efecto, combine el acondicionador y la sal de Epsom a partes iguales. Aplica la mezcla en tu cabello y déjala reposar durante 20 minutos, después lava con abundante agua.

Estos usos son totalmente anecdóticos y no están respaldados por ningún estudio. Recuerde que funciona de manera diferente para todos y que es posible que no experimente los beneficios mencionados.

Laxativo

La sal de Epsom se puede tomar por vía oral como un suplemento de magnesio o como un laxante.

La mayoría de las marcas recomiendan tomar entre 2 y 6 cucharaditas (10–30 gramos) por día, disueltas en agua, como máximo para adultos. En general, aproximadamente 1 a 2 cucharaditas (5 a 10 gramos) es suficiente para los niños.

Consulte con su médico si necesita una dosis más individualizada o si desea aumentar la dosis a más de lo que se indica en el paquete.

A menos que tenga el consentimiento de un médico, nunca ingiera más del límite superior de ingesta indicado en el paquete. Tomar más de lo que necesita podría provocar envenenamiento por sulfato de magnesio.

Si desea comenzar a tomar sal de Epsom por vía oral, comience lentamente. Intente consumir de 1 a 2 cucharaditas (5 a 10 gramos) a la vez y aumente gradualmente la dosis según sea necesario.

Recuerda que las necesidades de magnesio de cada persona son diferentes. Es posible que necesite más o menos de la dosis recomendada, dependiendo de cómo reacciona su cuerpo y para qué lo está usando.

Además, cuando consuma sal de Epsom, asegúrese de usar sal de Epsom pura de grado complementario que no tenga olores ni colorantes añadidos.

RESUMEN La sal de Epsom se puede disolver en baños y utilizar como un producto de belleza. También se puede consumir con agua como suplemento de magnesio o laxante.

Conclusión

La sal de Epsom puede ser útil para tratar la deficiencia de magnesio o el estreñimiento cuando se toma como suplemento. También se puede utilizar como producto de belleza o sales de baño.

No hay mucha evidencia que respalde todos los beneficios mencionados. Sus efectos positivos son en su mayoría anecdóticos en estos momentos, y se necesita más investigación sobre sus funciones.

Sin embargo, la sal de Epsom es generalmente segura y fácil de usar.