¿Qué causa la mucosidad en el pecho?

La inflamación y la acumulación de mucosidad en el tórax pueden causar síntomas desagradables como sibilancias, dificultades para dormir y dolor de garganta. La congestión también suele ir acompañada de una tos que produce flema.

Un poco de moco en el tórax es normal, y tener moco en exceso ocasionalmente no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, si una persona tiene regularmente una cantidad incómoda de congestión en el pecho, o si está acompañada de otros síntomas, debe consultar a un médico.

Los siguientes problemas pueden hacer que se acumule mucosidad en el tórax:

En este artículo, describimos formas de aliviar la congestión de pecho en casa.

Remedios caseros para tratar la congestión de pecho

Se puede aliviar los síntomas de congestión y deshacerse de la mucosidad molesta aplicando los siguientes métodos:

1. Líquidos calientes

Las bebidas calientes pueden proporcionar un alivio inmediato y sostenido de la acumulación de mucosidad en el pecho.

Mantenerse hidratado adelgaza la mucosidad, lo que facilita la expulsión al toser.

Según un estudio de 2008, las bebidas calientes brindan un “alivio inmediato y sostenido” de la congestión y los síntomas que lo acompañan, como estornudos, tos molesta, dolor de garganta y escalofríos.

Una persona puede beneficiarse al beber:

  • caldos
  • té negro o verde descafeinado
  • té de hierbas
  • agua tibia

Algunas de estas bebidas están disponibles para comprar online, incluyendo té descafeinado y té de hierbas

2. Vapor

Mantener el aire húmedo puede aflojar la mucosidad y reducir la congestión y la tos. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre recomienda usar un humidificador de agua fría o un vaporizador.

Las personas con dificultades para dormir pueden usar un humidificador por la noche. Para aumentar al máximo los efectos, mantenga las ventanas y puertas cerradas.

Los humidificadores se deben limpiar con regularidad para eliminar las bacterias y otros patógenos que pueden empeorar los síntomas y provocar una infección.

Otras formas de aumentar la humedad en el aire incluyen:

  • Inhalar vapor: Llene un recipiente grande con agua caliente. Inclínate sobre el tazón y cubre cabeza y cuello con una toalla. Inhala suavemente el vapor para aflojar la mucosidad.
  • Ducharse o bañarse con agua caliente: el agua caliente llenará la habitación con vapor y ayudará a aliviar los síntomas.

Respire el vapor durante el tiempo que sea cómodo, luego tome un vaso de agua para evitar la deshidratación.

3. Agua salada

Hacer gárgaras con una mezcla de sal y agua tibia puede eliminar la flema y mucosidad de la parte posterior de la garganta y aliviar los síntomas.

Add half a teaspoon of salt to a cup of warm water. Stir until the salt dissolves. Agregue media cucharadita de sal a una taza de agua tibia. Remueve hasta que la sal se disuelva.

Haga gárgaras con la mezcla y deje que se asiente momentáneamente en la parte posterior de la garganta. Repita varias veces al día según sea necesario.

4. Miel

La miel es un remedio casero popular, y las investigaciones sugieren que tiene propiedades antivirales y antibacterianas.

Un estudio de 2007 probó los efectos de la miel de trigo sarraceno en las infecciones del tracto respiratorio superior en niños. Los padres informaron constantemente que la miel proporcionaba el mejor alivio de los síntomas, en comparación con la medicación estándar o ningún tratamiento.

Sin embargo, una revisión en 2016 de tres estudios concluyó que la miel trata la tos aguda en niños con menos eficacia que la medicación.

Una persona puede consumir una cucharada de miel cada 3 a 4 horas, hasta que los síntomas desaparezcan. La miel no es adecuada para bebés menores de 12 meses. Una gama de productos de miel está disponible para comprar online.

5. Alimentos y especias

Los alimentos más utilizados para aliviar la tos, los resfriados y la acumulación de mucosidad incluyen:

  • ajo
  • jengibre
  • limón
  • especias, como la pimienta de cayena y otros tipos de chile.

Algunas investigaciones sugieren que los siguientes alimentos pueden ayudar a tratar los virus respiratorios que podrían ser responsables del exceso de mucosidad:

Las personas que estén tomando medicamentos bajo prescripción deben hablar con un médico antes de probar nuevos suplementos.

Muchos de estos suplementos están disponibles para comprar online, incluidos el ginseng, la equinácea, la raíz de regaliz y el zinc.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*