Lecitina de Girasol: ¿Suplemento que Ayuda al Cerebro o un Aditivo Poco Saludable?

 

Revise detrás de cualquiera de sus alimentos favoritos o productos de belleza y hay una gran probabilidad de que encontrará soya, huevo o lecitina de girasol en la etiqueta de los ingredientes. Comúnmente usado como un emulsionante y emoliente en alimentos procesados y cosméticos, la lecitina de girasol ha empezado a tener tracción en el mundo de los suplementos gracias a sus poderosas propiedades para la salud.

Sólo algunos de los beneficios potenciales de la lecitina de girasol incluyen una reducción en los niveles del colesterol, una mejora en la salud digestiva, mejor función cerebral, piel más suave y una reducción en las complicaciones al amamantar. Además de esto, la lecitina también es una mejor opción que otras fuentes de lecitina debido a que es libre de GMO, a base de plantas y producido usando métodos gentiles de extracción.

¿Qué es la Lecitina de Girasol?

Así que, ¿qué es la lecitina?, y ¿qué es la lecitina de girasol en particular? La Lecitina es una sustancia grasa que se puede encontrar en el cuerpo, como también en una gran variedad de plantas y animales. Algunos de los tipos más comunes de lecitina incluyen al grano de soya, yema de huevo y lecitina de girasol. También se puede encontrar en alimentos como en la carne, mariscos y productos lácteos.

La lecitina también se agrega a ciertos alimentos como un emulsionante, ayudando a estabilizar mezclas y a prevenir que distintas partes de esta se separen. También se puede encontrar como suplemento y es usado para reducir los niveles de colesterol, ayuda durante en el periodo de amamantamiento y apoya a las funciones cerebrales. Se puede encontrar como cápsulas, liquido o grano para tener una forma conveniente de aumentar su ingesta diaria.

Beneficios de la Lecitina de Girasol

  1. Reduce los Niveles de Colesterol
  2. Mejora la Salud Digestiva
  3. Ayuda en el Periodo de Amamantamiento
  4. Mejora la Salud de la Piel
  5. Mejora la Función Cerebral
  6. Mucho más Seguro que Otras Fuentes de Lecitina

1. Reduce los Niveles de Colesterol

Uno de los beneficios más notorios de la lecitina de girasol para hombres y mujeres es el efecto positivo que tiene en el corazón y su habilidad para ayudar a reducir los niveles de colesterol. Los estudios muestran que el suplementarse con lecitina puede reducir los niveles totales de colesterol hasta por un 42 por ciento y cortar los niveles del colesterol “malo” LDL por más de 56 por ciento en tan sólo unos dos meses.

Además de esto, algunas investigaciones sugieren que la lecitina también puede aumentar los niveles del colesterol bueno HDL, el cual ayuda a mantener el flujo sanguíneo limpio al remover la acumulación de la placa grasosa de las arterias.

2. Mejora la Salud Digestiva

La lecitina de girasol puede ser especialmente beneficiosa para aquellos con condiciones digestivas, como colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn o síndrome del colón irritado. Esto es porque un 70 por ciento del total de los fosfolípidos en la capa mucosa intestinal están hechos de lecitina, ayudando a crear una barrera de protección para prevenir la invasión de bacterias dañinas.

De acuerdo a un estudio publicado en el Digestive Diseases, el contenido de mucosa en la barrera fosfolípido es reducida por un 70 por ciento en aquellos con colitis ulcerativa, potencialmente abriendo la puerta a microbios peligrosos e incrementando el riesgo de una inflamación intestinal. A pesar de que la investigación sigue siendo limitada, esta sugiere que la suplementación con lecitina de girasol podría tener un efecto terapéutico en la salud digestiva para todo aquello que sufra de estas condiciones.

3. Ayuda Durante el Periodo de Amamantamiento

Los ductos de leche obstruidos son un problema común y frustrante en mujeres que amamanten. Caracterizado por síntomas como enrojecimiento, sensibilidad e inflamación, los ductos de leche obstruidos pueden ser dolorosos y algo difícil de resolver. Y peor aún, los ductos obstruidos pueden llevar a causar mastitis si no se toman las medidas de precaución necesarias.

Muchos expertos recomiendan la lecitina de girasol para las mujeres que experimenten ductos de leche obstruidos recurrentes y dolorosos. Mientras que un cuidado apropiado es absolutamente esencial para ayudar a tratar un ducho obstruido, la lecitina puede ayudar a reducir la viscosidad de la leche materna, haciendo que sea menos probable que suceda en el futuro.

4. Soporta la Salud de la Piel

Revise la parte trasera de cualquiera de sus productos favoritos para el cuidado de la piel y podrá encontrar alguna forma de lecitina en la lista de ingredientes. La lecitina es especialmente efectiva en aliviar la piel seca e irritada. También tiene propiedades emolientes que evitan que la piel se sienta suave.

Cuando se combina con una amplia variedad de ingredientes que calman a la piel y se aplica de forma tópica, la lecitina ha demostrado que ayuda en el tratamiento de condiciones como la eczema y dermatitis atópica. Sin embargo, se requiere más investigación para determinar como la lecitina en forma de suplemento podría impactar a la salud general de la piel.

5. Mejora la Función Cerebral

La lecitina de girasol es una excelente fuente de colina que es necesaria para varios aspectos distintos de la salud. La Colina es especialmente importante cuando se trata de la salud del cerebro porque es el precursor de la acetilcolina, un neurotransmisor involucrado en el aprendizaje y la memoria.

Aún más interesante, un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition en realidad descubrió que una gran ingesta de colina fue vinculada a una mejora en la función cognitiva. Otro estudio conducido por el Clinical Research Center en el Massachusetts Institute of Technology demostró que una suplementación con colina ayudó a mejorar la función cerebral en adultos mayores con mala memoria.

6. Mucho Más Seguro que Otras Fuentes de Lecitina

Cuando se compara con otras fuentes de lecitina derivadas de la soya o maíz, la lecitina de girasol es la mejor apuesto si está buscando minimizar su ingesta de ingredientes que han sido genéticamente modificados. Esto es porque, a diferencia de otras fuentes de lecitina, las semillas de girasol jamás son genéticamente modificadas. Las semillas de girasol podrían también ser preferibles a otros tipos de lecitina porque el proceso de extracción no requiere el uso de químicos duros y potencialmente dañinos, a diferencia de la lecitina producida de la soya o yema de huevo.

Nutrición de la Lecitina de Girasol

La lecitina de girasol está llena de muchas vitaminas y minerales importantes que su cuerpo necesita para funcionar y prosperar. En particular, la lecitina de girasol típicamente contiene los siguientes nutrientes:

  • Fosforo
  • Potasio
  • Calcio
  • Hierro
  • Colina
  • Inositol
  • Ácidos Grasos Omega-3
  • Ácidos Grasos Omega-6

Cuando se consume con los alimentos, la lecitina de girasol podría ayudar en la absorción de varias vitaminas solubles en grasa, como la vitamina A, D, E y K, asegurando que usted pueda cumplir con sus requerimientos diarios para estos micronutrientes claves.

La Lecitina de Girasol en Medicina Tradicional

A pesar de que la lecitina de girasol no es comúnmente usada en la mayoría de las formas de la medicina tradicional, las semillas de girasol si están siendo usadas. Las semillas de girasol son una de las mejores fuentes de lecitina y proveen una gran cantidad de otras importantes vitaminas, minerales y propiedades que promueven una buena salud que las hacen una excelente adición a una dieta balanceada y saludable.

En una dieta ayurvédica, se considera a las semillas de girasol como satisfactorias y nutritivas. Como con otros tipos de nueces y semillas, pueden ser usadas para ayudar a pacificar vata y podría ser beneficiosa para aquellos con una pitta dosha también.

Mientras tanto, en la Medicina Tradicional China, las semillas de girasol son usadas para mejorar la digestión y soportar la regularidad. No sólo eso, si también se cree que mejoran la salud de la piel, previenen la tos y mejora la función de los pulmones también.

Lecitina de Girasol vs Lecitina de Soya vs Lecitina de Yema de Huevo

La lecitina se deriva de varias fuentes distintas, incluyendo las semillas de girasol, grano de soya y yema de huevo. Estas tres vienen con el mismo rango extenso de beneficios para la salud, pero hay varias diferencias entre estas.

La lecitina de soya es la más común de estos tres tipos. Sin embargo, no siempre es la mejor opción porque es producida de los granos de soya, las cuales usualmente son genéticamente modificadas. Además de esto, la soya es altamente alergénica y es considerada uno de los “8 Grandes” alérgenos, queriendo decir que es una de las fuentes más comunes de alergias en los alimentos. Mientras que algunas investigaciones han demostrado que los aceites altamente refinados como la lecitina de soya, no contienen suficiente proteína de soya para activar esta reacción alérgica en la mayoría de las personas, sigue siendo algo que uno debería considerar si es sensible a la soya.

La lecitina de la yema de huevo es otra fuente común de lecitina. Como con la lecitina de soya, normalmente no es un problema para aquellos con alergias a los huevos, pero podría no ser recomendable para aquellos que siguen una dieta vegana o estén buscando limitar su consumo de productos animales. Además, como con la lecitina de sita, también requiere el uso de químicos duros durante el proceso de extracción.

El usar un emulsionante a base de lecitina de soya o como suplemento es una gran alternativa a la lecitina de huevo o soya porque es vegana, no es un alérgeno y no es GMO, y requiere métodos de extracción mucho más gentiles sin el uso de químicos dañinos.

Suplementación y Dosis de Lecitina de Girasol

La lecitina de girasol está ampliamente disponible en su forma de suplemento. Se puede encontrar en forma de cápsulas como también como extracto líquido, polvo o incluso gránulos de lecitina. En muchos casos, usted debería poder encontrarlo en su farmacia o tienda de alimentos saludables, pero igual puede encontrarlo en internet si está teniendo problemas para encontrar uno cerca de usted.

A pesar de que no hay una dosis recomendada, la mayoría de los fabricantes recomiendan tomar de 1-1.5 cucharadas de polvo de lecitina de girasol, gránulos o líquido al día. Mientras tanto, en forma de cápsula, unos 2,400 mg por día es generalmente recomendado, lo cual puede ser dividido en varias dosis y ser ingerido con los alimentos. Tenga en mente que la dosis puede varias dependiendo de varios factores como la edad, genero, peso y asuntos de salud específicos.

Además de esto, tenga en cuenta que la suplementación jamás debería exceder los 5,000 al día. Más de esto podría incrementar el riesgo de los efectos secundarios como la diarrea, dolor abdominal, nausea e inflamación.

Historia/Datos

Los suplementos de lecitina han ido creciendo en popularidad en las últimas décadas mientras que la investigación se ha adentrado más en las propiedades que fomentan una buena salud, y ha demostrado impresionantes resultados. Sin embargo, la lecitina en realidad ha sido usada por mucho más tiempo y ha sido usada en la industria de los alimentos como emulsionante natural por muchos años.

La lecitina surgió por primera vez en los años de 1920 cuando Hermann Bollmann obtuvo la patenta de un “Proceso de Extracción de Lecitina de Materiales Vegetales Crudos.” Más tarde, una planta fue construida en Virginia con el propósito de extraer lecitina de plantas. Tan sólo unos años después, el primero documento de investigación sobre la lecitina de soya fue publicado en Nueva York.

La lecitina de soya apareció en el mercado en 1929 y fue originalmente importada de Alemania por varios años hasta que el American Lecithin Corp. empezó la producción de lecitina en los Estados Unidos. Hasta que, en 1935, las yemas de huevo fueron la fuente principal de lecitina, pero luego fueron superados por el uso de granos de soya, la cual siguió siendo la fuente más común usada para la producción de lecitina hoy en día.

En estos tiempos, los usos de la lecitina se extienden más allá de sus potenciales propiedades medicinales. En dulces y confitería, la lecitina es usada para mejorar el periodo de vida de los productos, controlar la cristalización del azúcar, mejora el espesor y ayuda a mezclar los ingredientes de forma más uniforme. En otros alimentos, este ayuda a estabilizar la fermentación, mejora la textura de las jaleas, reduce la salpicadura durante la cocción a fuego alto de grasas como la margarina e incrementa el volumen de los productos horneados.

Precauciones

La lecitina se puede encontrar de forma natural en muchos de los alimentos que ya consumimos, como productos lácteos, margarina, helado y más. En estos alimentos, la lecitina de girasol es generalmente segura y puede ser consumido con riesgos mínimos de efectos secundarios.

Hay muy pocos riesgos a la salud por el consumo de lecitina de girasol, pero el uso podría ser asociado con varios efectos secundarios de la lecitina de girasol cuando se consume en grandes cantidades. Los síntomas adversos más comunes asociados con la lecitina incluyen la diarrea, dolor abdominal, nausea e inflamación. Si usted experimenta estos o cualquiera de estos efectos secundarios, considere reducir la dosis o consulte con su médico si los síntomas persisten.

Si toma suplementos de lecitina, opte por la lecitina de girasol cada que pueda. No sólo es una fuente garantizada de lecitina libre de GMO, si no también es producida usando métodos de extracción más gentiles que no requieren el uso de químicos duros y potencialmente peligrosos.

Conclusión

  • ¿Qué es la lecitina? La lecitina es una sustancia grasa encontrada dentro del cuerpo como también en fuentes alimenticias, como el grano de soya, semillas de girasol y yemas de huevo. La lecitina de girasol, en particular, es un emulsionante y suplemento popular asociado con un número de beneficios a la salud.
  • Los beneficios potenciales de la lecitina de girasol incluyen la reducción en los niveles de colesterol, una mejor función cerebral, una mejor salud en la piel y una mejor salud en el sistema digestivo en aquellos con condiciones como la colitis ulcerativa.
  • Algunos expertos también recomiendan la lecitina de girasol durante el periodo de amamantamiento para prevenir que los ductos de leche se tapen.
  • Además de esto, es libre de soya, ingredientes sin GMO y no requiere el uso de químicos duros durante el procesamiento, haciéndolo una gran alternativa a otros productos a base de lecitina.